Ahorro para madres solteras

José Luis Del Campo VillaresSin categoría

Compártelo

Cuando hablo de consejos acerca de ahorrar, pueden generalizarse a cualquier persona, pero en el caso de madres solteras la cosa es si cabe más importante. ¡Que te voy a contar a ti, que eres madre soltera, de lo que hay que discurrir para conseguir ahorrar algo!

El primer problema radica en que cualquier madre soltera sabe que en España, por norma general, a igualdad de puestos laborales, la remuneración de los hombres suele ser más elevada que la de las mujeres. Tú, si eres madre soltera y trabajas en el sector privado seguro que sabes de que te estoy hablando.

Partiendo de ese problema ya tradicional en nuestro país, a lo que uno el hecho de que como madre soltera deberás de ser la única que se plantee la conciliación laboral, voy a intentar darte unos consejos para que puedas canalizar el ahorro que puedas tener y que te ayuden en el día a día.

Un bebé es todo gastos

Comprobarás que antes de nacer los gastos de acondicionamiento del hogar así como el comprar todo lo que conlleva de ropa, alimentación, etc. son elevados. Con lo cual aquí te doy dos consejos:

Investiga a ver si en tu empresa y/o en tu comunidad autónoma hay ayudas por nacimientos de hijo. Eso te vendrá muy bien para planificar los primeros gastos que tengas, incluso previos al nacimiento del bebé.

Ten en cuenta que lo necesario es lo necesario. Es decir, una cuna de 300 euros puede darte el mismo servicio que una cuna de 1.000 euros. Si vas a adquirir cosas para el bebé, intenta mirar todo con objetividad. Ahorrarás mucho dinero.

[magicactionbox id=”2912″]

Un bebé es para siempre

O sea, no pienses que tu economía va a cambiar. Incluso te diría más, ira a peor. A medida que crecen los pequeños, los gastos van a más. Con lo cual hay que adaptarse a los nuevos tiempos lo antes posible. No creas que solo son los primeros meses, no.

Los gastos nuevos siempre estarán ahí. Consejos:

• Cambia tus hábitos de consumo y adáptalos a los miembros de la familia que seréis a partir de ahora. Antes todo el ahorro era para uno, ahora será para dos.
• Vuelvo a lo de antes: se objetiva, evita las compras compulsivas, piensa con la cabeza y no con el corazón.
• Busca productos de ahorro a medio plazo pero que te permitan liquidez si necesitas el dinero por cualquier motivo.
• Pero aunque busques liquidez, piensa también que a un horizonte de futuro amplio, necesitarás dinero, con lo cual, si lo unes al punto anterior: diversifica al máximo tus productos de ahorro.

Invertir en lo necesario

Cuando llega un bebé a casa y eres madre soltera, lo necesario para vivir es la vivienda y poco más. Diversifica los productos de ahorro que tienes y no se te ocurra pensar en planes de pensiones ni cosas a plazos semejantes. Consejos:

• Lo mejor que puedes hacer es reducir al máximo las deudas. Está claro que la hipoteca es complicado, pero evitar usar productos que signifiquen aumentar tus deudas y los pagos mensuales ya que con un bebé en casa nunca sabes cuándo llegarán los gastos extras.
• Si no te queda más remedio que endeudarte, que sea para adquirir cosas de valor que siempre tengas la posibilidad de venderlas. Endeudarte para pagar unas vacaciones son cosas para la historia.

Puedes comprobar perfectamente que el hecho de que llegue un hijo y seas madre soltera complica más las cosas que si hay una pareja ya que todo recaerá sobre tus hombros, con lo cual, en muchas ocasiones, las horas en el día no te van a llegar a mucho.

En ese sentido, canaliza tus ahorros hacia productos financieros que ya conozcas y no andes experimentando en ‘cosas raras’, ya que, con mucha probabilidad, lo único que hagan es darte quebraderos de cabeza en el futuro y no vas a tener tiempo para atenderlos.

Delegar en personas de confianza los temas financieros, o sea, personas que te hayan demostrado anteriormente su confianza y de las que te puedes fiar, evitando ir a nuevos productos porque ofrezcan rentabilidades desorbitadas.

Recuerda que tu forma de vida y gasto ha cambiado para siempre, con lo cual te recomendamos que huyas de los productos con demasiado riesgo.

Ves claramente que los consejos que te doy son de sentido común, no son nada que no te puedas haber imaginado tú ya, pero es bueno que los recuerdes y los tengas siempre presente ya que, a partir de ahora, son las pautas que dirigirán tu economía.
Antes los ingresos mensuales y el ahorro era para una sola persona, tu misma.

Ahora no, son para dos y, además, la mayor parte para la otra persona, el bebé, con lo cual piensa que tú pasas a ser secundaria (por eso por ejemplo olvídate de lo que te comentábamos antes de los planes de pensiones, para eso ya habrá tiempo en el futuro).

Lo que sin duda debes de tener claro son dos puntos que resumen todo lo dicho hasta ahora y que debes de tener siempre presentes:

Concienciarte en que debes de cambiar tus hábitos de consumo y primar la cabeza sobre el corazón en cuanto al tema de evitar las compras impulsivas, gastos innecesarios o comprar cosas más caras cuando puede que las tengas más baratas y te den perfectamente el mismo uso o utilidad.

Concienciarte de que el ahorro es fundamental ya que el tener un bebé siendo madre soltera te debe dejar muy poco margen de maniobra para las sorpresas financieras que te puedan surgir en cualquier momento.
Gastar menos y de forma más racional y reducir deudas o endeudarse, se nos antojan las mejoras cosas que puedes plantearte a hacer a partir de que nazca tu bebé.

Cualquier duda o sugerencia sobre el artículo, ahí tienes los comentarios 🙂

Title

José Luis Del Campo Villares

Facebook Twitter Google+

José Luis del Campo es consultor financiero, entre otras cosas. Intenta aplicar lo aprendido durante casi 20 años de trayectoria profesional y lo que aprende día a día para ayudar a quién lo lee. Colabora en diferentes medios de comunicación.